Chavagnes International College está en Francia pero no es un colegio francés... Fue fundado por un "englishman", pero yo tampoco diría que es inglés... Sin embargo, no creo que esto sea lo más curioso de este lugar. En este colegio se respira algo especial, algo diferente, que nadie sabe lo que es pero todo el mundo lo siente.

Me llamo José, nací en Pamplona hace 19 años, y a día de hoy estudio 1º de Derecho (con diploma en Derecho Anglo-americano) en la Universidad de Navarra. Pertenezco a una familia de 11 hermanos donde Dios ha derramado, y no deja de derramar, abundantes gracias sobre todos y cada uno de sus miembros. Sin embargo, a mi por algún motivo, quizá por la debilidad que tengo hacia las cosas de este mundo, me concedió una muy especial la cual me marcó de por vida y fue enviarme a este lugar durante cuatro años.

Quien me iba a decir a mí que siendo el sexto de once hermanos acabaría en un colegio a cientos de kilómetros de mi casa... Como iba yo a imaginar que buscando la vida en este mundo pasajero la encontraría en un pueblo de no más de dos mil habitantes en una región de la que no había oído hablar nunca...
En un colegio en el cual no entendía ni las costumbres, ni la cultura, ni el idioma. Quien, que dejando a mi familia en España encontraría otra ahí y que yendo para aprender inglés aprendería, además, algo mucho más importante, algo que es para siempre y es el saber que hay Alguien que me ama con locura y que siempre me amará. El verdaderamente descubrir esto es algo que cambia tu vida, le da un vuelco y empiezas a ver las cosas desde una perspectiva completamente diferente. 

Como muy bien sabemos, hoy en día la vida del católico no es nada fácil, especialmente entre adolescentes, ya que el mundo trata de engañar constantemente a la sociedad plantándole ideas de una vida ideal a través de series de televisión, Internet, etc., ideas que no pueden estar más lejos de la realidad pero que seducen de un modo increíble y muchas veces irresistible. Pues bien, en este colegio a uno se le aleja, en cierto modo, de todo esto. Durante la estancia en Chavagnes se confiscan todo tipo de aparatos electrónicos (móvil, videoconsolas, videojuegos...), cosas que parecen imprescindibles para cualquier joven. Sin embargo, poco a poco uno se da cuenta que al faltarle esto uno no solo se convierte en un ser más social, sino que tiene mucho más tiempo para hacer cosas más productivas; en definitiva para formarse mejor y salir al mundo más preparado.

A pesar de esto, yo no diría que este es un colegio exclusivamente para cristianos ni mucho menos, de hecho muchos de los estudiantes que han pasado por ahí no compartían la misma fe. Los "valores" más elementales, los cuales se transmiten en Chavagnes, no son algo meramente religioso, sino que son algo que siempre ha formado parte del ser humano, aunque muchos hoy en día parezcan estar en peligro de extinción.


Además Chavagnes International College es mucho mas que todo lo hasta aquí expuesto; por supuesto que lo religioso ocupa un lugar muy importante en este centro, pero también cabe decir que por lo demás es un centro en el cual se hace hora y media de deporte diaria, hay una gran variedad de asignaturas conforme al sistema educativo inglés, se dispone de tiempo libre abundante par comunicarse con la familia, o ,en fin, para divertirse, algo imprescindible para cualquiera pero especialmente para los jóvenes...
  
Con estas líneas no quería mas que agradecer, y de algún modo dar a conocer, todo lo que este colegio ha hecho y sigue haciendo por mi, puesto que el espíritu de Chavagnes no se agota al traspasar el umbral de sus puertas sino que permanece con uno siempre.

 

 
Chavagnes International College • Catholic boarding school for boys • www.chavagnes.org Introducción